Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación.

Al continuar navegando entendemos que aceptas su uso

ILLARRAMENDI, OTRA VICTIMA DEL MDRID

Categoría: Futbol Publicado el 26 Noviembre 2015
Visto: 318

 Asier Illarramendi deja el Real Madrid y firma por la Real Sociedad tras dos temporadas en las que nunca fue titular y nunca demostró ser el sustituto de Xabi Alonso. Desde que Florentino Pérez llegó al Real Madrid, el club blanco ha gastado casi 200 millones en mediocentros y en el caso de Illarra es el quinto fichaje más caro de la historia de la entidad.

La política deportiva del Madrid con Florentino en la presidencia en el año 2000 y también tras su vuelta al poder en 2009, ha estado marcada por tratar de fichar a los considerados mejores jugadores del mundo y, en menor medida, pero a igual o mayor coste, a tratar de encontrar un mediocentro capaz de dirigir al equipo. La salida de Asier Illarramendi a la Real Sociedad  es otra muestra de lo realmente complicado que ha sido para el club blanco encontrar al sustituto ideal de primero de Fernando Redondo, más tarde de Makelele y por último de Xavi Alonso.

 

En diferentes épocas y circunstancias, el presidente del Real Madrid dejó marchar a Fernando Redondo, vendido en el año 2000 por 18 millones al Milan. Cuatro años más tarde, no quiso aumentar el salario de Makelele y el francés fue traspasado al Chelsea. Y el verano pasado, Xabi Alonso pidió marcharse al Bayern de Múnich cuando estaba recién renovado. Estos tres mediocentros fueron los tres grandes pilares que sustentaron el juego del equipo en las últimas dos décadas, y sólo con ellos en el terreno de juego llegaron éxitos importantes.

 

¿Cuánto dinero ha costado buscar al mediocentro ideal? Casi 200 millones de euros, incluyendo en esta cifra a la última incorporación, Mateo Kovacic. Un total de 18 jugadores desde que se marchó Fernando Redondo hasta que llegó el croata procedente del Inter, donde también se incluyen canteranos como Borja Fernández, Rubén De la Red o Esteban Granero, por el que el Real pagó 4 millones por repescarle del Getafe). Y fichajes tan discutidos como Thomas Graveses o Pablo García, u otros que pasaron desapercibidos como Nuri Dahin (dos temporadas lesionado) o el penúltimo fichaje en esta parcela, Lucas Silva, quien esta temporada ni tan siquiera tiene dorsal con el primer equipo.