Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación.

Al continuar navegando entendemos que aceptas su uso

Artículos

EL MADRID SE AHOGA EN SU GRANDEZA

Categoría: El Análisis de Demetrio Publicado el 14 Septiembre 2014
Visto: 898

Sólo han transcurrido tres jornadas de Liga y el Barça de Luis Enrique ya aventaja en seis puntos al Real Madrid, derrotado ayer por el Atlético de Madrid (1-2) en un Bernabéu que despidió con pitos a los suyos.

El pleno de triunfos azulgrana con su portera imbatida ante Elche, Villarreal y Athletic se une a las dos derrotas seguidas de los blancos. En la pasada jornada se dejaron remontar en Anoeta (4-2) y sucumbieron (1-2) en Chamartín ante los colchoneros como ya pasó en la Liga anterior (0-1).

El Barça, líder único con nueve puntos, supera también en dos al Atlético. El vigente campeón se dejó un empate en la jornada inaugural en Vallecas (0-0) pero en el feudo merengue puso de manifiesto que volverá a ser un claro candidato al título.

Siempre podría ser mejor pero el escenario es ideal para las aspiraciones barcelonistas de reconquistar el Campeonato. Cualquier seguidor barcelonista habría firmado distanciar en seis puntos a uno de los dos grandes rivales tras la tercera jornada. Los seis puntos entre Barça y Madrid fueron precisamente la mayor diferencia entre ambos la pasada campaña. Entre la 10ª y la 14ª jornada, los de Gerardo Martino lideraron la tabla con seis puntos más que los de Carlos Ancelotti, terceros por detrás del Atlético.

La semana será movida en el Bernabéu, que albergará el martes un fácil estreno en la Champions contra el Basilea. El Atlético debutará el mismo día en Atenas ante el Olympiacos y el Barça lo hará el miércoles en el Camp Nou contra el APOEL Nicosia.

La Liga volverá el sábado con el Depor-Madrid y el Atlético-Celta y el Levante-Barça el domingo. Faltará aún un mes para el Madrid-Barça del 25 de octubre con Málaga, Granada, Rayo y Eibar como siguientes rivales culés antes del Clásico. Si Messi y compañía no fallan hasta entonces, un triunfo en el Bernabéu podría acabar de sentenciar a los merengues.